Calculadora de préstamos Le garantizamos la mejor tasa de préstamo para su casa o apartamento.

Asesoría Hipotecaria


El Préstamo Hipotecario es un producto financiero que te permite recibir una determinada cantidad de dinero a cambio del compromiso de devolver dicha cantidad, junto con los intereses correspondientes, mediante pagos periódicos. A continuación te presentamos los factores que debes considerar a la hora de formalizar tu hipoteca.

 

Importe Máximo


La cuantía máxima de una hipoteca depende de varios factores:

El valor de la vivienda. La ley del mercado hipotecario establece que las entidades pueden prestar hasta el 80% (en escasos casos el 90%) del valor de tasación de la vivienda adquirida o tomada como garantía. La valoración debe ser realizada por una sociedad de tasación independiente y registrada.

Los ingresos. La cuota mensual del préstamo no debe superar el 35% ó 40% de los ingresos netos justificables del solicitante, aunque este porcentaje dependerá del análisis de la entidad financiera, de otras garantías personales, de otros bienes, etc.

La cantidad de dinero prestada por la entidad es el capital. El capital prestado más los intereses correspondientes es lo que se debe pagar en el plazo previsto.

La Cuota


Es la cantidad que se paga periódicamente
y que en el plazo previsto lleva a devolver el capital inicial más los intereses. Cada cuota tiene una parte de capital, que se denomina amortización de capital, y una parte de intereses.

Lo normal es que las cuotas sean mensuales, pero también pueden ser bimestrales, trimestrales, semestrales o anuales.

Cuando se permite no pagar alguna cuota (normalmente al principio) se denomina carencia total. Si se permite no pagar la parte de amortización, es decir, solo se pagarán los intereses, se llama carencia parcial o de amortización.

 

La Amortización

 

Es el pago del capital pendiente que se hace en cada cuota.

En los préstamos con sistema de amortización francés, el que se utiliza en la gran mayoría de las hipotecas, al principio se pagan más intereses y menos capital y al final del préstamo es al contrario.

Amortización o reembolso parcial es el dinero que se entrega fuera de las cuotas normales para bajar la deuda. Cuando se cancela toda la deuda de una vez es una cancelación o amortización total anticipada.

El Plazo

 

Es el período de tiempo contratado para devolver el capital y los intereses. En el mercado hay entidades que ofrecen hasta 40 años, lo que permite que las cuotas mensuales sean más reducidas.

 

El tipo de Interés


Es el precio del capital prestado. El tipo de interés puede ser fijo si no varía durante toda la vida del préstamo o variable si varía en algún momento. Este elemento diferencia las hipotecas a tipo fijo de las hipotecas a tipo variable.

También existe el tipo mixto, cuando el tipo de interés se mantiene fijo durante un período inicial superior a 1 año y después es variable.

Los préstamos hipotecarios a tipo de interés variable se revisan de acuerdo a unos valores conocidos como índices de referencia.

Requisitos para solicitar Préstamos Hipotecarios

 

Solicitante

• Formulario de solicitud Préstamo Hipotecario debidamente completado y firmado.
• Copia de Cédula de Identidad y Electoral del solicitante(s) y del co-deudor.
• Constancia de ingresos familiares (Carta de Trabajo / Declaración Jurada) y del co-deudor.
• Formulario de Declaración Jurada de la Compañía de Seguros y exámenes médicos si lo amerita.
• En caso de residentes en el extranjero presentar Declaración de Impuestos.



Vendedor


• Cuando el vendedor sea una compañía, debe presentar copia certificada de los Estatutos Sociales y Acta de Asamblea donde se autorice la venta del inmueble, RNC y Registro Mercantil.
• Dirección, teléfono y copia de la Cédula de Identidad y Electoral del Vendedor o vendedores.



Propiedad

• Fotocopia de Certificado de Titulo por ambos lados y Plano Catastral de inmueble.
• Tasación.
• Contrato de opción de compra, o en su defecto, carta compromiso de venta indicando precio, ubicación y descripción catastral.